La Laguna Grande de Gredos

La de la Laguna Grande es, sin duda, la ruta por excelencia de la Sierra de Gredos. Para unos, su ascensión supone su ‘bautismo’ en el mundo del montañismo. Para los más expertos, la senda de la Laguna Grande es la ‘puerta de entrada’ a otras escaladas más arriesgadas en el Circo de Gredos. Para los niños subir hasta la Laguna es toda una aventura que les servirá para ir cogiendo el gusanillo a las rutas por la montaña. Y para todos, esta excursión resulta un placer para los sentidos del que hay que disfrutar, al menos, una vez en la vida.

Laguna Grande de Gredos
La Laguna Grande de Gredos: una joya de la provincia de Ávila.

LAGUNA GRANDE DE GREDOS

Nosotros nos hemos ‘bautizado’ este verano en las gélidas y cristalinas aguas de la Laguna Grande de Gredos. Ya avanzamos que volveremos a repetir la ascensión en cuanto podamos. Seguro que resulta una maravilla hacerla tanto en otoño como en invierno, con la nieve como paisaje. Y sin duda os animamos a que vosotros, si es que no lo habéis hecho aún, os unáis a nosotros pronto. Sólo así podréis presumir de haber visitado uno de los puntos más importantes de la Sierra de Gredos, ejemplo de la erosión glacial y que tiene en el Circo de Gredos, que envuelve a la Laguna Grande, a su mejor exponente.

Ubicada a los pies del Pico Almanzor (que es el punto más alto del Sistema Central con 2.592 metros) la Laguna de Gredos es, pues, visita obligada para los amantes de la montaña.

EMPEZAMOS EN LA PLATAFORMA DE GREDOS

La aventura comienza en la Plataforma de Gredos. Se trata de una zona de aparcamiento en la que podréis dejar el coche y a la que se puede acceder tanto desde Navacepeda de Tormes (término municipal al que pertenece la plataforma y que puede presumir además de tener otros hermosos parajes como el Pozo de las Paredes) o desde Hoyos del Espino, por la carretera AV-931. Dependiendo desde qué lado vengáis elegiréis una u otra opción.

Plataforma de Gredos. Laguna grande con niños
La plataforma es la ‘puerta de entrada’ a la senda de la Laguna Grande.

En ambos casos, eso sí, os encontraréis antes de llegar a la plataforma de Gredos una caseta con una barrera en la que deberéis abonar la cuota establecida dentro de la regulación de acceso a la zona. En el caso de los turismos, el precio es de tres euros. Las autocaravanas deben abonar cinco euros. Y los autobuses, doce euros.

En temporada veraniega (es decir, los meses de julio, agosto y septiembre) el horario regulado es de 8,00 a 20,00 horas. El resto del año la cuota sólo se abona los fines de semana, de 9,00 a 18,00 horas.

Y en ambos casos, y siempre que se llegue fuera del horario marcado, el acceso es gratuito.

¡RUMBO A LA LAGUNA!

Una vez en la plataforma y con las mochilas y las botas bien ajustadas es el momento de ponerse a caminar. Se trata de seguir la ruta marcada como PR-AV 17, cuyo nombre oficial como no podía ser de otra manera es: ‘Senda de la Laguna Grande’. Es un camino lineal, de ida y vuelta. A lo largo del recorrido iréis encontrando señales que lo marcan y otras en las que se indica el tiempo restante de subida.

PR-AV 17 Senda Ruta
La ascensión transcurre por el PR-AV 17.

La ruta tiene 6,4 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta. El desnivel desde la Plataforma es de 390 metros de ascensión. Y el descenso a la Laguna Grande (que está a 1.780 metros de altitud) es de 190 metros.

UNA SENDA MUY BIEN INDICADA

Os engañaríamos si os dijéramos que se trata de una ruta cómoda. Sí que lo es en el sentido de que está muy bien marcada en todo su recorrido. Un recorrido que, además, discurre en todo momento por una senda muy bien indicada, por lo que resulta muy complicado perderse. Pero en ella vais a encontrar algunos tramos de fuertes subidas. De hecho, desde los primeros metros del camino la ascensión es la tendencia. ¡No hay opción a ir calentando, ja,ja!

Senda de la Laguna Grande de Gredos
Los primeros tramos ya nos dan una pista de cómo va a ser el recorrido.

Y a eso, además, hay que sumar que el camino está empedrado con rocas irregulares que hacen que haya que estar con todos los sentidos puestos a la hora de caminar. Sobre todo si vais con peques. Así que, aunque sabemos que no es necesario recordarlo, no os olvidéis de llevar un buen calzado, adecuado para este tipo de recorridos.

EL ARROYO Y EL PUENTE DE LAS POZAS

¡Pero que nadie se asuste! La ruta puede hacerse. ¡Y disfrutarse!

Arroyo Pozas Gredos
Otra imagen de los primeros compases de la ruta.

Después de esas primeras subidas, que discurren paralelas al río Barbellido, se llega a una zona más planita: son las praderas del Arroyo de las Pozas. En ellas destaca el puente que cruza el agua y junto al que nosotros vimos un montón de fauna: al ir, negras avileñas que pastaban con tranquilidad. Y al regresar, un grupito de cabras montesas que, a lo lejos observaban a los caminantes. Aunque antes ya habíamos visto más ejemplares. Seguid leyendo y os lo contamos, ja,ja…

Arroyo Pozas Gredos
En la pradera del Arroyo de las Pozas saludamos a unas cuantas vaquitas.
HACIA LA FUENTE DE LOS CAVADORES

Tras este pequeño alivio en las piernas llega una nueva subida. Aquí empieza la parte más exigente de la ruta hasta la Laguna de Gredos. Será un poco más de kilómetro y medio con la mayor pendiente de todo el recorrido. Tras superar una ‘zetas’ del rocoso y empinado camino nos aproximaremos a nuestro siguiente objetivo que además tendrá un aliciente extra: la Fuente de los Cavadores. Se trata de uno de los dos manantiales que existen en el ascenso y en el que aprovechamos para refrescarnos y hacer un alto en el camino algo más largo.

Fuente Cavadores Gredos
La Fuente de los Cavadores: primer alto del camino.

Desde allí, además, se tienen unas preciosas vistas de toda la vertiente norte de Gredos, además del Prado de las Pozas y del refugio de Reguero Llano, por citar sólo dos ejemplos de lo que ya se ha ascendido. Desde este punto nos queda un tramito más de subida que salvaremos en unos 15 minutos más o menos.

Fuente de los Cavadores Gredos con niños
Las vistas llegados a este punto son una maravilla.
EL MIRADOR DE LOS BARRERONES

Con las pilas recargadas comenzamos de nuevo el camino hacia el Mirador de los Barrerones. Éste es el punto más alto de la ruta (se encuentra a 2.170 metros de altitud). Conforme nos acercamos al alto empezaremos a ver las primeras cumbres del Circo de Gredos.

Pico Almanzor desde Barrerones

Una vez que coronamos el alto de Barrerones se tiene la primera vista de la Laguna Grande de Gredos. Como era nuestra primera vez nos hizo una especial ilusión. ¡Objetivo a la vista! ¡Y qué maravilla! ¡Qué grandiosidad! El Pico Almazor, La Galana, Los Tres Hermanitos o El Cuchillar de las Navajas atrapan nuestra mirada. Agujas, cumbres, riscos y cuchillares de formas increíbles son el merecido premio a esta ascención.

Cabra Circo de Gredos con niños
Las cabras son las que tienen las mejores vistas desde Barrerones.

La verdad es que emociona ver la Laguna y el Circo de Gredos por vez primera. Seguro que a vosotros también os pasa. Y aunque aún se adivina lejana, ya se intuye que la siguiente parte del camino será algo más sencilla, ya que comenzamos la bajada. Bajada que, eso sí, al regresar será la subida. Pero en ese momento, las niñas agradecieron dejar de escalar como las cabras.

Circo y Laguna de Gredos desde Barrerones
Circo y Laguna de Gredos desde Barrerones

En el descenso, además, vuelve a salir al paso una fuente. En este caso, la Fuente del Los Barrerones. Nosotros, por supuesto, aprovechamos para volver a refrescarnos. El día de nuestra excursión fue muy caluroso y debíamos hidratarnos bien.

Bajadda desde el alto de Barrerones
Comienza el descenso desde el mirador de Barrerones.
LA LLEGADA A LA LAGUNA GRANDE DE GREDOS

Después de una larga caminata, finalmente se llega a la Laguna Grande de Gredos.

Laguna y Circo de Gredos

En cuanto pudieron, por supuesto, las niñas se acercaron a tocar el agua. ¡Era su gran premio!

Laguna Grande Gredos
Después del gran esfuerzo de la subida, se merecían todos los premios del mundo.

Ya escuchando el rumor del agua se divisa a lo lejos el refugio Elola, o de la Laguna Grande, el hogar de los montañeros. Para llegar a él y a las praderas que tiene a sus pies se debe caminar aún un tramo dejando la Laguna Grande siempre a la derecha.

Laguna Grande Gredos
El último tramo se realiza con la Laguna Grande a mano derecha.

Nosotros aprovechamos ese último tramo para disfrutar con la fauna que fue saliendo a nuestro paso: ranas, pequeños lagartos, caballos… Y también, por supuesto, de las espectaculares estampas que deja el Circo de Gredos, con vertiginosos y milenarios riscos y cuchillares que producen vértigo sólo con mirarlos.

Puente Refugio Elola
Para llegar al Refugio hay que cruzar este puente

Una vez junto al refugio, buscamos un trocito de pradera que nos gustó, extendimos la mantita y nos comimos el bocata. Lo hicimos, por cierto, con unos espectadores de lujo: tres preciosos caballos. Y pudimos, además, refrescarnos los pies. No nos atrevimos a más. ¡La temperatura del agua te deja sin respiración, ja,ja!

caballos Laguna Grande
Ellos fueron nuestros acompañantes a la hora del bocadillo.

Así que dejamos para otra ocasión el baño en la Laguna Grande. Y también aparcamos para otro momento la visita a la Laguna Esmeralda, otra de las joyas del Circo de Gredos y que se encuentra un poquito más arriba del refugio.

sapo
Os presentamos a un ilustre ‘vecino’ de las aguas de Gredos.
REGRESO DESDE LA LAGUNA

La verdad es que se estaba de lujo disfrutando de este incomparable lugar de la Sierra de Gredos. Pero después de descansar cuerpo y mente un buen rato en la pradera junto a la Laguna de Gredos emprendimos el regreso.

Como os decíamos antes, hay que tener en cuenta que todo lo que se bajó antes, hay que subirlo ahora. Y viceversa. Así que tras un breve tramito de llano junto a la Laguna, enseguida toca volver a ascender poniendo rumbo de nuevo hacia Barrerones.

Laguna Grande
Hora de regresar…
CABRA MONTÉS DE GREDOS

En nuestro caso tuvimos mucha suerte ya que esa subida tuvo ‘premio gordo’. Y es que nos salieron al paso algunos ejemplares de los vecinos más ilustres de Gredos: sus famosas cabras montesas.

cabra montesa Gredos
Mirad qué maravilla de ejemplar…

Lejos de asustarse por nuestra presencia, algunas, incluso, se acercaron hacia nosotros, regalándonos la posibilidad de poder retratarlas con calma. Como os podéis imaginar, a las niñas les encantó este momento. Y les sirvió para hacer repaso de la cantidad de animales que habíamos ido viendo a lo largo de la ruta.

gredos cabra montesa
Tuvimos la suerte de poder ver así de cerca a algunas de las cabras montesas.
ASPECTOS PRÁCTICOS DE LA RUTA

Nosotros empleamos cerca de tres horas y media en llegar a la Laguna Grande. El tiempo estimado de este recorrido es de dos horas y 40 minutos. Pero nosotros hicimos unas cuantas paradas para ir descansando. Y otras muchas para perseguir a las muchas lagartijas que fueron saliendo a nuestro paso, ja,ja. Ya sabéis lo que pasa cuando se hacen rutas con niños, je je.

lagartija
Sapos, caballos, cabras, vacas, lagartijas… En nuestro camino disfrutamos de todo un zoo.

Al regresar tardamos algo menos: en total, la excursión no llegó a las seis horas.

Os recomendamos hacerle frente con calma: madrugando en la medida de vuestras posibilidades y acudiendo bien preparados. Llevar calzado adecuado es muy importante. Recordad que hay que protegerse especialmente del sol (con gorras y crema solar de alta protección). Y que habrá que parar en alguna ocasión a reponer fuerzas, con mucho líquido y algún tentempié.

Botas de montaña.
Es importante llevar el calzado adecuado

En nuestra opinión, la subida a la Laguna Grande puede hacerse con niños a partir de seis o siete años de edad. Sabemos también que algunos peques de cuatro o cinco son unos campeones que pueden con todo. Valorad vosotros las fuerzas de vuestra tropa. Eso sí, tened siempre presente que no conviene forzar los límites y que a la naturaleza se viene a disfrutar, especialmente si vienen los más peques de la casa.

Laguna Grande Gredos
Los niños a partir de siete u ocho años pueden realizar la ruta.

Aquí os dejamos un enlace a nuestro recorrido a través de Wikiloc con todos los datos de la ruta a la Laguna Grande de Gredos con niños.

cabras gredos
¿A ver quién encuentra a las cabras?
DORMIR EN LA LAGUNA GRANDE

¡Por cierto! No queremos despedirnos sin haceros una sugerencia. Como se trata de un recorrido largo, que puede cansar bastante a los niños, una opción para hacerles más llevadera la excursión y además disfrutar más tiempo de la Sierra de Gredos es quedarse a dormir en el Refugio Elola. Nosotros no lo hemos podido hacer todavía, pero estamos deseando poder compartir con nuestras hijas el atardecer, la noche con millones de estrellas y el amanecer en este icónico paraje de nuestra provincia. Seguro que la experiencia de dormir en El Refugio de la Laguna Grande de Gredos será unos de nuestros mejores recuerdos familiares.

Refugio Elola
El refugio tienen la laguna a sus pies.

MÁS ACTIVIDADES EN GREDOS

Y si tenéis un poco más tiempo y váis a estar por la zona más de un día, ya sabéis que la Sierra de Gredos tiene una amplísima oferta de excursiones y actividades para realizar en familia. Aquí os dejamos enlaces a algunas de nuestras favoritas:

Publicidad
excursiones en Ávila

Publicidad
sigue cuidándote

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies